LA VUELTA AL COLE

La mayoría de los padres piensan que la vuelta al cole es algo que a los niños les gusta porque allí están con sus amigos, juegan y lo pasan bien, pero la verdad es que para ellos no suele ser así.

La vuelta al cole significa dejar de hacer lo que les gusta (piscina, bicicleta, playa, campo…), de pasar menos tiempo con los padres (cosa que les encanta), con los amigos del verano, y volver a la rutina de todo el año con los deberes, levantarse temprano, los exámenes, estar poco con los padres… 🙁

No olvides que para ellos, volver al cole es lo mismo que para ti después de unas buenas vacaciones, volver al trabajo. Es un proceso lento y progresivo, y nosotros como padres, debemos ayudarles para que sea más llevadero. Y.. ¿qué podemos hacer?

A continuación te paso algunos consejos que pueden ayudarte a que la vuelta al cole de tus hijos sea un poco más llevadera:

  1. No lo dejes todo para última hora. Intenta arreglar las mochilas ¡ya! Aprovechad estos días de agosto para hacer, juntos, una lista de lo que pueda necesitar este año. Después mirad qué se puede aprovechar del curso pasado y haced otra lista con lo que se tiene que comprar. Salid de compras y, sin prisa, ayúdale a elegir lo que le falta. Haz que ese momento sea para él y que lo disfrute. Pero recuerda, no lo hagáis todo en un día, ni con prisas. Intenta que disfrute este proceso de preparación.
  2. No se lo recuerdes en todo momento. Deja que pasen los días normalmente, es decir, que los disfrute igual que en julio, sin recordarle a todas horas que “dentro de poco empezarás el colegio”. Que le recuerdes lo del cole le va a poner de mal humor y lo va a agobiar porque eso le indica que el verano y las vacaciones se están acabando. Así que no vale la pena adelantar momentos “no agradables”, es mejor dejar que las cosas lleguen poco a poco.
  3. El día de antes no hagas como todos los padres diciéndole a todas horas: hoy te tienes que acostar pronto porque mañana vas al cole. ¿Puedes imaginarte lo que estresa eso? Seguro que tú tampoco dormirías esa noche, ¿no? Intenta que sea como un día normal, que se acueste como siempre, le das las buenas noches como todos los días pero al día siguiente lo despiertas para ir al cole y ya está. No te preocupes porque la rutina la cogemos todos poco a poco.
  4. Intenta no despertarlo muy justo a la mañana siguiente. Déjale tiempo para el desayuno y poder arreglarse bien. Para que pueda llegar al cole bien despejado y con ganas de hablar y reír. Si lo llevas medio dormido no estará muy receptivo 🙁

Y por último, para que siempre lo recuerde:

  1. Haz que sea un día especial. Si su cole no es de uniforme, que elija la ropa que quiere llevar ese día, su desayuno, la comida,… y, por la tarde, haced algo especial juntos.

En definitiva, no olvides que aunque para ti sea una alegría, para ellos la vuelta al cole no lo es tanto. Así que sé diferente de los otros padres y no agobies a tus hijos, deja que disfruten hasta el último minuto de sus vacaciones sin anticiparse a lo que les tiene que llegar. Como adultos que somos sabemos que aunque no lo queramos: TODO LLEGA.

Bueno, ya me contarás cómo te ha ido la “preparación” de la vuelta al cole de tus hijos. Recuerda que tus comentarios ayudan a otras mamis en su día a día.

Hasta pronto

😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *