VERANO FAMILIAR

Una vez que l@s niñ@s empiezan el cole, los padres empiezan a recuperar ese tiempo libre que habían “perdido” cuando nació y se vuelven a sentir “libres”. Por eso, cuando llegan las vacaciones escolares, los padres se sienten tan abrumados por tenerlos otra vez en casa, que muchas veces, por no saber qué hacer con ell@s, los apuntan a cualquier campamento.

Sí que es importante que vayan a algún campamento o taller, pero siempre y cuando sea agradable para ell@s, es decir, que sea de algo que realmente les gusta o les apasiona (música, ballet, manualidades, naturaleza, fútbol, etc.) y además, no les ocupe todo el verano. Por suerte hoy en día hay miles de campamentos preparados para enseñar de forma lúdica, diferentes cosas a l@s niñ@s para que aprendan (sin estar en una silla y un pupitre) lo que realmente les gusta.

De todas formas, en agosto los papis solemos tener a l@s niñ@s con nosotros las 24h del día y muchas veces nos “agobiamos”. La verdad es que es así porque son insaciables 🙂 Nosotros estamos “muertos” de cansancio y nuestra manera de desconectar del trabajo muchas veces es coger un libro y una hamaca, y descansar. En cambio para ell@s su forma de relajarse no es esa, sino correr, jugar, piscina, amigos, …, es decir, mucho movimiento 😉

A continuación te paso algunos consejos de lo que deberías hacer cuando estén contigo y así puedas aprovechar al máximo el tiempo que compartes con ell@s, ya que, aunque no lo creas, a ell@s les encanta estar con su familia.

 5 PEQUEÑAS COSAS QUE DEBERÍAS HACER CON TUS HIJ@S EN VERANO

  1. Comparte con ell@s el máximo de tiempo que puedas. Ves a la playa, o al campo, o busca excursiones en las que puedas ser su cómplice y juntos podáis descubrir “cosas”. No les dejes siempre con los abuelos, con ellos ya han estado durante el invierno.
  2. Vuelve a los juegos tradicionales de jugar en familia, como las cartas, el veo-veo, palabras encadenadas, escondite, parchís…. Deja que olvide la tele, la Tablet, es decir, todos los aparatos electrónicos, verás qué bien se lo pasa jugando contigo.
  3. Reparte las tareas domésticas, no lo hagas tú por él/ella. No entiendas con esto que l@ estás esclavizando, al contrario, estás enseñándole a hacer lo que realmente le corresponde. Si comparte casa, también puede compartir limpieza. Si come, también puede ir a la panadería por pan, etc. Tienes pequeñas cosas que puede hacer para que se sienta implicad@ en las cosas del día a día.
  4. A la hora de los deberes, no se los enseñes como un castigo, sino como algo importante e incluso, lúdico. Cambia la forma de los deberes. Inventa tú las actividades o los problemas para que les resulte más divertido. Pueden ser sumas (por ejemplo sumar las personas que ves en la playa, restar las que van con bañador, las que tienen sombrilla…), pensamientos lógicos, orientarse con un mapa o por la ciudad, traducir palabras a otro idioma, etc. Si pruebas verás cómo tu imaginación no tiene límite.
  5. Y por último y la más importante, escúchale. No pases de él o ella. En caso de que en algún momento estés haciendo algo importante y no puedas atenderle, avísal@ primero para no tener que gritarle después. Piensa que para ell@s cualquier cosa que van a contarte es importante, aunque para ti no lo sea.

Aquí sólo te he puesto 5 pequeñas cosas que para tus hij@s se van a convertir en 5 grandes aventuras. Pruébalo y verás como consigues que este verano sea inolvidable para ell@s .

Espero tus comentarios que, seguro, serán exitosos.

¡Feliz  verano familiar!

Hasta pronto

😉

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *