FLAUTOPIA 2 – Pavana de Ravel

Hoy nos toca Maurice Ravel. ¿Sabes que pieza vamos a trabajar? ¿No? Entonces mira en la página 23 de FLAUTOPIA 2 y lo sabrás.

pavana

La PAVANE POUR UNE INFANTE DÉFUNTE es una obra muy conocida de Ravel que a continuación te voy a ayudar a estudiar. ¡Vamos allá!

Para trabajar un poco de técnica, en la página anterior (nº 22) tienes un ejercicio de corcheas:

  1. Tócalo picado y lentamente, pero siempre a metrónomo. Si a 72, que es la velocidad mínima que he indicado, todavía te parece rápido, bájala. Lo importante es que sigas la velocidad y te salga claro, sin equivocaciones.
  2. Si todas las articulaciones te parecen demasiado, elige 3 y tócalas también con el metrónomo.
  3. Ves subiendo la velocidad poco a poco hasta que consigas llegar a 72 o 92.
  4. No olvides que estos ejercicios son los que te ayudarán a conseguir agilidad con la flauta.

pag_22_UD_9

Para preparar la Obra de Ravel, tienes el ejercicio 2 de la página 22:

  1. Tócalo primero sin las ligaduras de expresión. Sólo haz la de prolongación, es decir, aquella que une la negra del segundo tiempo con la primera corchea del tercer tiempo.
  2. Cuando lo controles de esta manera, ya puedes poner la ligadura de expresividad.
  3. Si el ejercicio te resulta difícil a esa octava (porque las graves te cuestan), empieza a tocarlo en octava alta. Da igual por la octava que empieces, al final debes conseguir controlarlo con las dos. 😉

Por fin, la Obra de Ravel:

pag_23_UD_9

  1. Solfea, marcando el compás, toda la obra y pregunta a tu profe aquello que no entiendas
  2. Divide la obra por partes para facilitar el estudio. Por ejemplo pon la letra A en la doble barra que hay entre el compás 12 y 13. La letra B en la doble barra que hay después del calderón, en el compás 28. Si necesitas más particiones, no dudes en hacerlas, en el fondo esto es solamente para ayudarte en el estudio.
  3. Empieza a tocar desde el principio hasta la A sólo haciendo las ligaduras de prolongación. Utiliza el metrónomo y, por supuesto, no hagas los ritardandos ni allargandos.
  4. Cuando lo midas bien y no te equivoques de notas, tócalo con las ligaduras de expresión y sin el metrónomo (pues ya tendrás memorizada la velocidad). En este momento, ya debes hacer los cambios de velocidad (ritardandos,allargandos).
  5. Sigue los mismos pasos pero ahora de A a B y no avances si algo no te sale bien. Insiste en el pasaje que te cueste.
  6. Una vez asimilado hasta B, sigue los mismos pasos desde B hasta el Final.
  7. Cuando la hayas estudiado toda, tengas la velocidad en mente, hayas marcado las respiraciones y respetes los cambios de velocidad que aparecen, es el momento de que interpretes, es decir, que hagas la dinámica (los fuertes, pianos y reguladores) para darle calidad a la obra.
  8. Si has seguido todos los pasos correctamente y has salido de ellos vencedor@ 😉 puedes utilizar dicha obra para una audición, ya que tienes también la parte de piano en el libreto adjunto.
  9. No olvides que también es MUY IMPORTANTE conocer al compositor de la pieza y la misma obra. Así que busca, en enciclopedias o internet, información sobre Ravel y así sabrás, al menos, en qué época vivió y escribió dicha obra.

¡Ah! Algo muy importante también. NO ESCUCHES la obra antes de estudiarla y trabajarla como hemos dicho. Si la escuchas antes, no aprenderás a interpretar según lo aprendido, sino que imitarás, y esa no es la finalidad de un músico.

Ya me dirás si te he ayudado. Espero tus comentarios.

Hasta la próxima semana 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *