ESTUDIAR EN CASA

Estas semanas nuest@s hij@s tienen que estudiar en casa y es nuestra obligación ayudarles para que todo siga su curso y no pierdan el ritmo de los estudios.
Tod@s sabemos que la rutina es importante y ahora somos nosotr@s, los padres y madres, l@s encargados de hacer que se cumpla.
Y…¿cómo lo hacemos?
Coge papel y lápiz y… ¡vamos allá!

Elabora, junto con tu hij@, un HORARIO DE TRABAJO:

  • Dibuja una tabla con los 7 días de la semana
  • Pacta cuál debe ser la hora de levantarse y de desayunar. Escríbelo y, por supuesto, cumplidlo cada día. Te aconsejo que sea la misma hora de lunes a viernes y que no sea muy tarde, así luego no notaran tanto el cambio.
  • Empezamos con los estudios “obligados”. No hace falta dividir las horas por asignaturas. Pon INSTITUTO (o COLEGIO) el tiempo que queráis dedicarle cada día, y que cada día haga las asignaturas que pactéis. (Intenta intercalar las que le gustan con las que más le cuestan).
CONSEJOS:
  1. Si tu hij@ no aguanta horas seguidas, reparte el trabajo entre mañana y tarde.
  2. Si es necesario, estudia con él pero no le hagas tú los deberes. Simplemente ayúdale en caso de que lo necesite.
  3. Si hace falta ponte en contacto con l@s profes para preguntar dudas.
  4. Amplía información del tema que esté estudiando con documentales o películas, que luego podréis ver juntos.
  • Escribe, en el horario, las horas de descanso y/o lúdicas. Es importante que el cuerpo y la mente descansen también. (En otro post te daré algunas ideas para el tiempo libre, que podréis compartir en familia)
  • Recuerda añadir el tiempo que necesitéis para la comida y merienda.
  • No olvides las actividades extraescolares. Si la profe de inglés les ha mandado trabajo, hay que hacerlo. Si va al conservatorio tiene que practicar el intrumento y hacer las actividades de lenguaje musical, y … así con todas las que tenga y necesiten refuerzo.
  • Importante reflejar en el horario: ejercicio físico. No podemos salir pero sí que podemos realizar muchas actividades: caminar por casa, subir y bajar escaleras, hacer estiramientos, pesas (aunque sea con paquetes de arroz 🙂 ),  seguir tutoriales de yoga, pilates, zumba, baile….. Tenemos la gran suerte de tener youtube a nuestro alcance para poder mover nuestro cuerpo, así que … hay que aprovecharlo.
Recuerda: NO ESTAN EN UNA CARCEL. Están en casa con su familia. con las personas que más quieren, así que intenta que eso se refleje cada día, por muy nervios@ que puedas llegar a ponerte (que en algún momento nos pondremos 🙂 )
Tenemos que intentar que estos días de “reclusión” sean para reforzar el vínculo familiar y por supuesto seguir con la rutina de cada día.
¡Ánimo!
Disfruta de la familia y … sed prudentes.
Hasta pronto
😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *