CLASE DE LENGUAJE MUSICAL

El otro día hablando con un profe de Lenguaje Musical me decía que le costaba mucho que los niñ@s estuvieran atentos durante toda la clase. Que le costaba mantenerlos concentrados y que, por ello, no tenía tiempo para impartir, en las dos horas semanales, todas las asignaturas de Lenguaje Musical.

Yo le comenté que, desde luego, cada día es diferente y que los niñ@s no siempre están igual, es decir, al igual que el tiempo, unas veces están más inquiet@s que otras y con eso no se puede lidiar. Lo que sí que le propuse es que, además de adaptarse un poco al estado “anímico” de l@s alumn@s, que se preparase las clases de diferentes maneras. Yo, por mi experiencia como profesora de Lenguaje Musical a lo largo de estos veinte años impartiendo clases, he aprendido a trabajar de la siguiente manera.

Si la pregunta clave es: ¿cómo distribuir una clase de Lenguaje Musical? Aquí te explico cómo lo hago yo:

  1. Cuando entran hacemos la parte TEORICA (explicación, ejercicios…), de esta manera empezamos la clase con tranquilidad 😉
  2. Seguidamente un DICTADO (que por supuesto me quedo las libretas para corregir en otro momento y no perder tiempo en la clase). Aquí empezamos a despertar al alumn@
  3. Por último hacemos SOLFEO y preparamos las lecciones de las que haremos examen en la próxima sesión
  4. Y, por supuesto, los últimos 10 minutos los dedicamos, en 1º y 2º curso sobre todo, a los JUEGOS. Si necesitan moverse hacemos juegos rítmicos con movimiento, si por el contrario hace mal tiempo y no está la cosa para moverse mucho, hacemos juegos musicales de mesa, sino también juegos de entonación… (aquí es donde debemos improvisar un poco)

Esta sería la distribución de la 1ª clase de la semana. La 2ª sesión de la semana, si hacemos examen de Solfeo, mientras unos cantan, los otros hacen ejercicios teóricos de la materia explicada en la primera sesión de la semana o juegan con juegos musicales de mesa (oca musical, memo musical…)

Bueno, aunque esta es mi manera de distribuir las asignaturas de Lenguaje Musical, mi recomendación primero es que te PREPARES LAS CLASES. No improvises sin tener un objetivo que cumplir. Es mejor tener preparada la clase y luego, según cómo estén los niñ@s, improvisar.

Cuéntame cómo lo haces tú. Seguro que tienes otra forma de distribuir la sesión que te funciona estupendamente.

Espero tus comentarios

Hasta pronto

😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *