Archivo por días: Lunes,Noviembre,23rd,2015

MANUAL PARA EL PROFESOR

No hace mucho estuve hablando con una antigua alumna mía, que estaba preocupada porque tenía que dar clases y no sabía cómo hacerlo. Se sentía tan insegura que me hacía este montón de preguntas: Merche, ¿me enseñas a enseñar?, es que cuando empiece … ¿cómo sabré si lo estoy haciendo bien? ¿Cómo debo dirigirme a l@s niñ@s?¿cómo sé si seré una buena profesora?…..

Estuvimos hablando toda la tarde y, finalmente conseguí que estuviera más tranquila, animada y, por supuesto, segura de ella misma.

Esto me hizo pensar que a todo estudiante le suele pasar lo mismo. Cuando acabamos la carrera sabemos mucho pero siempre nos hacemos la misma pregunta ¿y ahora qué? Sé perfectamente todo lo que he estudiado, controlo todas las materias que he aprendido, pero ahora que voy a ser profesor, ¿cómo voy a transmitirlo? ¿Cómo debo comportarme?

Son las típicas preguntas que nos invaden la mente y nos crean inseguridad a la hora de transmitir todo lo que sabemos y en el fondo, te lo digo por experiencia, no hay para tanto. Si te gusta lo que has estudiado, si además te gusta enseñar y, por supuesto, disfrutas con ello, las cosas te resultarán mucho más sencillas de lo que ahora estás pensando.

A continuación te paso, de forma resumida, algunos consejos que espero te ayuden en esos momentos de indecisión y miedo. Mi alumna cree que es un Manual, pero yo creo que no hay para tanto 😉

  1. trabajador. Tienes que hacerles ver que las cosas no vienen solas, sino que se consiguen con esfuerzo y trabajo. Si ell@s lo ven en ti, ya lo estás transmitiendo correctamente.
  1. innovador. Añade cosas nuevas a tu enseñanza. No sigas siempre los mismos patrones. Despístales (en el buen sentido de la palabra). A l@s niñ@s o adolescentes, les encantan los juegos, las sorpresas, los cambios…
  1. Tienes que estar siempre a la última moda, incluso en las nuevas tecnologías. Si trabajas sólo como los antiguos profesores, te verán como un “carca”, pero si por el contrario dominas todo lo que ellos utilizan, te verán como el profe modelo.
  1. empático. Tienes que ponerte siempre en su lugar, en su edad e intentar pensar como ellos. No les pidas algo a lo que ellos no pueden llegar.
  1. Ten mucha paciencia. Esta debería ser tu primera regla 😉 La paciencia en este trabajo es primordial. L@s niñ@s o los adolescentes, suelen tener algún momento en el que nos pueden sacar de quicio, y para ello hay que tener mucha, pero que mucha paciencia.
  1. puntual. La puntualidad también es importante en esta vida, sobre todo en la de un músico (o artista).
  1. Habla correctamente. Nunca, tengan la edad que tengan tus alumnos, les faltes al respeto. Y por supuesto, nunca dejes que se falten al respeto entre ellos tampoco.
  1. Nunca dejes de aprender. Debes hacerlo por ti, porque la ilusión en el trabajo nunca se pierde si siempre estás aprendiendo. Te aseguro que aunque lo hagas por ti, les estás inculcando tu ilusión por aprender 😉
  1. organizado. Organiza tus tareas, organiza tu tiempo, organiza tu mesa, organiza tu clase…. En definitiva organízalo todo y enséñales a organizarse a ellos también.
  1. creativo. En la medida de lo posible, intenta ser creativo, eso les dejará huella, te lo aseguro.
  1. persona. Tienes que ser una persona cercana para que no vean en ti sólo a un profe distante, sino a alguien en quien poder confiar.
  1. Y sobre todo DISFRUTA de tu trabajo, porque esa ilusión y esas ganas de trabajar que conlleva la ilusión por el trabajo, se transmite de forma espontánea.

Aunque muchas de estas cosas te parezcan una tontería, no lo son en absoluto. Con todo ello das ejemplo a todos aquellos a los que estás educando, y, los valores, la disciplina, la organización, el respeto, la educación, … son cosas realmente importantes en su desarrollo. Además, no olvides que junto con los libros y los proyectos, tu ejemplo como persona y educador, consigue una enseñanza completa .

Siempre digo que es una suerte y un placer trabajar en lo que te gusta, ya que ello hace que cada día sea un reto y además te hace superar más fácilmente los momentos difíciles. Espero que tengas tanta suerte como yo y disfrutes de tu trabajo cada día.

No olvides enviarme tus comentarios.

Hasta pronto

😉