FLAUTOPIA Y LAS PRUEBAS DE ACCESO

Quería poner este post en Mayo, pero como a final de curso, tanto en el Colegio como en el Conservatorio, los exámenes se acumulan, he pensado adelantarlo para que el tiempo no se nos eche encima.

Supongo que tendrás avanzado tu FLAUTOPIA 4 y estarás pensando las obras que tienes que preparar para presentarte a las pruebas de acceso al Conservatorio, ¿verdad?

Si todavía no las tienes todas elegidas, no dudes en pedir EL FLAUTISTA DE HAMELÍN, es una obra diferente y bonita, que seguro que ya has tocado parte de ella en la Unidad 12 de tu Flautopia 4, ¿la recuerdas?

A continuación te explico cómo trabajarla y te doy algunas pautas para que te sea más sencilla su preparación.

Si sigues correctamente estos pasos harás una buena y rápida preparación de la obra. No te saltes ninguno aunque te parezcan insignificantes. Todos te van a ayudar a interpretar. ¡Ánimo!

1ª PARTE

1.- Lee detenidamente el título de la obra e imagina a tu Flautista de Hamelín. Descríbelo en un papel.

2.- Según tu descripción y la velocidad que señala la obra, piensa en el carácter que le darías a tu flautista y a la obra. Escríbelo en un papel.

Estos dos pasos te ayudarán a “ponerte en situación” y a expresar lo que realmente “pide” la pieza.

3.- Antes de empezar a tocar, solfea.

4.- Marca las frases, para luego respirar en esos reposos.

5.- Vuelve a solfear, respirando en los sitios que has marcado y haciendo los matices y los acentos. Exagéralos para interiorizar mejor las dinámicas.

6.- Según lo que has solfeado y  tu descripción del Flautista, imagina qué hace o por dónde va en cada frase que has señalado. Escríbelo en un papel.

Una vez seguidos estos pasos, si has entendido la obra, coge la flauta. ¡Vamos a tocar!

2ª PARTE

Te recomiendo no tener prisa. Si quieres tocarla un poco por encima, hazlo, pero vamos a prepararla poco a poco para que el resultado sea bueno.

Recuerda que esta segunda parte, no es trabajo para un solo día. Hay que ser constante para conseguir un buen resultado. ¡Vamos allá!

IMPORTANTE: toca siempre con el metrónomo. Empieza lentamente y cuando el fragmento a tocar salga bien, sube la velocidad poco a poco. No la subas si te equivocas en alguna sola nota.

1.- Compases 5, 6 y 7: Toca LENTAMENTE picado y con todas las articulaciones posibles, hasta que memorices la digitación y te salga de forma fluida. Después ves subiendo poco a poco la velocidad.

2.- Señala con un color todos los FA# (a partir de Re M) menos los de los compases 45, 46, 49, 50, 90, 92, 98 y 100. Todos los que has señalado se harán con el fa# central para facilitar la ejecución.

3.- Toca, de memoria, la escala de Re Mayor, su arpegio y sus terceras.

4.- Prepara las partes que están en dicha tonalidad: Como el tempo es bastante rápido, coge pequeños fragmentos y tócalos lentamente y con diferentes articulaciones hasta que los controles. Por ejemplo: la anacrusa del compás 25, el seisillo, compases 51 y 52, compases 106 a 110, etc.

5.- Toca la escala de re menor natural y su arpegio

Señala que, a partir del compás 56 hasta la doble barra donde pone Misterioso, tienes que poner el si bemol detrás. De esta manera facilitas la ejecución.

Divide esta parte en pequeños fragmentos como has hecho anteriormente y estúdialos igual.

¿Cómo lo llevas?

Si has seguido correctamente todos los pasos y eres constante en el estudio, tu resultado será bueno.

Pero no olvides que las cosas no siempre salen a la primera. Hay que tener paciencia y, como he dicho anteriormente, ser muy constante en el estudio.

Ya me contarás cuál ha sido el resultado.

Si quieres mi ayuda para llevar a cabo todo el proceso ponte en contacto conmigo a través del correo misolesmusica@gmail.com y estaré encantada de ayudarte.

Hasta pronto

😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *